Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
¿CÓMO REALIZAR LA FERTILIZACIÓN EN MELÓN?
como fertilizar melon

En este post podrás leer:

Cucumis melo, llamado comúnmente melón, es una especie de la familia de las cucurbitáceas. Existen numerosas variedades cuya producción se extiende por todas las regiones cálidas de la mayor parte del mundo con veranos secos y calurosos.

Según la FAO, España ocupa el puesto 11 con 610 millones de kilos, de una lista que encabeza China con 13.838 millones de kilos, seguida por Turquía con 1.724 e India con 1.330 millones de kilos. Marruecos ya supera los 500 millones de kilos.

Eso supone que se ha batido el récord histórico en la producción de esta hortaliza, ya que, en el año 2020, último del que la FAO ofrece datos mundiales, se alcanzó un total de 28.467 millones de kilos de melón. La superficie que en ese año se dedicó a producir melón fue de 1.068.238 hectáreas.

Exigencias edafoclimáticas melón

Clima: La planta de melón es de climas cálidos y no excesivamente húmedos, de forma que en regiones con escasa insolación y humedades altas el desarrollo del cultivo se verá afectado negativamente, apareciendo alteraciones en la maduración y calidad de los frutos.

Humedad: Al inicio del desarrollo de la planta los rangos de humedad relativa óptimos deben ser 65-75%, en floración debe estar entorno al 65% y en fructificación estos valores se reducen entorno al 55-60%. La planta de melón necesita bastante agua en el período de crecimiento y durante la maduración de los frutos para obtener buenos rendimientos y calidad.

Temperatura: temperaturas ambientales entre los 18°C y los 25°C se necesitan para producir frutos sólidos y de buen sabor, necesita que existan temperaturas durante el día de 25°C y durante la noche temperaturas de 15°C, un mes antes de la maduración de los frutos, teniendo baja humedad relativa y con ausencia de lluvias. Temperaturas críticas para melón en las distintas fases de desarrollo: Helada 1ºC Detención de la vegetación Aire 13-15ºC Suelo 8-10ºC Mínima 15ºC Óptima 22-28ºC Germinación Máxima 39ºC Floración Óptima 20-23ºC Desarrollo Óptima 25-30ºC Maduración del fruto Mínima 25ºC.

Suelos: La planta de melón no es muy exigente en suelo, pero da mejores resultados en suelos ricos en materia orgánica, profundos, mullidos, bien drenados, con buena aireación y pH comprendido entre 6 y 7. Si es exigente en cuanto a drenaje, ya que los encharcamientos son causantes de asfixia radicular y podredumbres en frutos. Especie de moderada tolerancia a la salinidad tanto en el suelo como del agua de riego, reduciéndose la producción con el aumento de esta. También es un cultivo muy sensible a las carencias, tanto de microelementos como de macroelementos.

fertilización melon sandía

 Estrategias de fertilización y bioestimulación en melón

Dos de los elementos clave en el crecimiento de la rentabilidad en el cultivo del melón son la eficiencia y la sostenibilidad. Por ello, desde Tarazona nos comprometemos con esta causa y forma de trabajar practicando nuestro principio de Fertilosofía®fertilización eficiente y sostenible. Para ello es necesaria la innovación y la utilización de nuevas soluciones estratégicas con las que seamos capaces de producir más con menos.

La optimización de los recursos naturales, el agua y especialmente el suelo es muy importante para la agricultura del presente, pero será la base de la agricultura del futuro. Para evitar el maltrato del suelo y el desperdicio de agua desde A. Tarazona trabajamos con herramientas y soluciones que nos permiten mejorar la estructura y la microbiota del suelo. Visualizando siempre la interacción existente entre el suelo-planta-microorganismos.

Con esta visión 360º, desde A. Tarazona proponemos la utilización de productos de nuestra gama de bioestimulantes, agronutrientes y microorganismos, TARATECH®, que utilizados de manera sinérgica harán que se consigan los mejores resultados posibles.

Presentamos de manera gráfica el plan de bioestimulación que A. Tarazona recomienda para el cultivo de nutrientes y con el que es posible reducir de manera considerable las Unidades de fertilizante utilizadas y haciendo el cultivo del melón mucho más sostenible.

 

 

TARAZONA
Producto Dosis
TARAVERT® EVO 2.5 L/ha
HOLERIS 4G 1.5 kg/ha
TARAVERT KING KONG® 20 L/ha
TARASOIL® FOSFOTECH 50 L/ha
 TARASOIL® CALCIO  60 L/ha
TARAVERT® SET 2.5 kg/ha

 

En la fase inicial del cultivo se recomienda la aplicación conjunta de Taravert® Evo (3 l/ha) y Holeris 4G (1.5Kg/ha). La unión del efecto bioestimulante Taravert® Evo (3 l/ha) con capacidad enraizante, con la fuente de microorganismos que nos aporta Holeris 4G (una combinación de perfecta de micorrizas, rizobacterias y trichoderma) confieren una mejora en la microbiota y restablecen de alguna manera el equilibrio biológico del suelo. Con la aportación de este producto Holeris 4G se garantiza una mayor capacidad exploratoria de la raíz gracias a las micorrizas, con las rizobacterias se aumenta la fijación de nitrógeno en la zona de la rizosfera, y la producción de sideróforos y con las trichodermas aumentamos la solubilización del fosforo y aumenta la capacidad protectora. Con ello aportamos un buen comienzo del cultivo, previniendo el estrés provocado por el trasplante y minimizando asimismo los posibles ataques de patógenos que puedan reducir el potencial de la planta.

En esta fase, también es el momento adecuado para empezar con las aplicaciones de Taravert King Kong® un bioestimulante 4.0, que aportará a nuestro suelo una gran cantidad de ácidos húmicos y fúlvicos de la más alta calidad, procedentes de Leonartida. Es un producto que mejora las características del suelo favoreciendo el intercambio iónico y la absorción de nutrientes. Por tanto, una aplicación periódica (5 l/ha) cada 21 días, proporcionaremos una mejor estructura a nuestro suelo y reduciremos los bloqueos de elementos imprescindibles para la nutrición de nuestras plantas.

Como ya sabemos, plantas con mala nutrición son más susceptibles de contraer enfermedades. Con aplicaciones de Tarasoil® Fosfotech vía riego, conseguiremos aportar la fuente de fosforo necesaria con pH ácido para el desarrollo de una buena floración y calidad de ésta. La estructura química del Fósforo presente en Tarasoil® Fosfotech evita las interacciones de este elemento con las arcillas del suelo, mejorando la eficiencia de la aplicación de Fósforo y la respuesta en la planta con respecto a otras fuentes del mercado. Este efecto se ve potenciado gracias a la sinergia del Fósforo con el Magnesio y Potasio presentes en la formulación, dando como resultado un mayor desarrollo vegetativo y una mayor floración. La dosis recomendada es de 50 L/ha repartidos en 4 aplicaciones.

1ª Aplicación 20l/ha (15 días después del trasplante).

3 aplicaciones restantes 10L/ha (aplicaciones previas a los momentos de floración).

 

Los aportes de calcio desde las primeras fases fisiológicas del melón hasta el inicio del engorde del fruto son necesarias para provocar una división celular y una firmeza del fruto en cosecha. Como fuente de calcio, el producto más indicado de la gama Taratech es Tarasoil® Calcio, un óxido de calcio complejado por ácido lignosulfónico. Con la combinación de estos elementos conseguimos que el calcio se distribuya por vía xilema a mayor velocidad gracias a los ácidos fúlvicos que contiene, llegando a todos los puntos de la planta donde el calcio es elemento indispensable como son los frutos y nuevos brotes. Para suelos donde existan problemas de sales, la aplicación de Tarasoil® Calcio también mejora el lavado de sales procedentes del agua de riego, mejorando así la estructura del suelo y absorción de nutrientes. Se realizarán 3 aplicaciones de 20L/ha durante el ciclo de cultivo y en los tres momentos claves para ello.

  1. Aplicación a 10 días del trasplante (20 L/ha).
  2. Cuando los primeros frutos cuajados alcancen el tamaño de una pelota de tenis.
  3. Cuando empiece el cuajado de frutos de la segunda floración.

El sacar una buena producción de melón, depende en gran parte de una buena floración y un excelente cuajado de frutos. Dentro de la nutrición del melón consideramos que el boro es un microelemento indispensable que interviene en distintos procesos como son: calidad de la flor, viabilidad y crecimiento de los tubos polínicos, aumentando la calidad del polen y el aumento del nivel de néctar haciendo las flores más atractivas. Procesos que intervienen todos ellos en la cantidad, calidad y homogeneidad de los frutos en el momento de la recolección.

En el cultivo de melón, el aporte de boro junto al molibdeno, en los días previos al inicio de floración, ha demostrado ser una práctica que permite obtener mejores flores e incrementar así la producción. Este efecto lo conseguimos gracias a nuestro producto Taravert® Set a la dosis de 2,5 kg/ha.

Como fuente de potasio utilizaremos Tarafol® Kane es un fertilizante idóneo para la aplicación de potasio en momentos de máximo exigencia.  El potasio presente en la formulación esta complejado con ácidos orgánicos, lo que proporciona una mayor asimilación por la planta, gracia al pH neutro del producto.

Además, todos estos productos de la gama TARATECH® complementaran la estrategia de fertilización, donde los vamos combinando con los diferentes equilibrios de Krystafeed® Darwin para cada fase del cultivo. Cristalinos fabricados con la más alta calidad en materias primas, libre de cloruros y acompañados de extracto de algas Ascophylum nodosum y micronutrientes.

cómo fertilizar melon sandía

Este plan de fertilización va encaminado a una reducción de Unidades de Fertilización de Nitrógeno y Fósforo, de insumos y un mejor aprovechamiento de estos, reduciendo la huella de carbono de la fruta y siempre respetando el medio ambiente. Además, el aumento de producción y el aumento de la durabilidad de la fruta hace posible un menor desperdicio alimentario y hacer frente al problema del aumento de población mundial.

Desde Tarazona y siempre bajo nuestro lema de Fertilosofía®, conseguimos aunar la eficiencia, responsabilidad y sostenibilidad 360º.